Cuando se plantea en tu vida la idea o la necesidad de que tienes que hacerte cargo de ese niñ@ sientes varias sensaciones:mucha responsabilidad,piensas que va a ser del futuro de esa criatura,miedo a que vuelva con sus padres biológicos pero todo eso es recompensado cuando lo ves crecer feliz a tu lado.

Por otro lado piensas que tu caso es único,te sientes un poco perdido,realmente no sabes cual será el futuro de ese niñ@ y ,cuando te quieres dar cuenta,el tiempo ha pasado y se confirma que nadie te lo va a quitar y tu respiras tranquilo.

Después  llega un día en el que,por unos talleres para acogedores y unas charlas con otras familias que viven situaciones similares a la tuya,sientes que no estas solo y compartes con otras familias experiencias con los niños y eso te hace sentir bien.

20161208_175932

Por todo eso es gratificante sentir el calor de las familias extensas y charlar de nuestras vivencias y ver como nuestros niños se conocen y se crea una amistad.

Estas son personas con una gran corazón que lucharán por sacar a sus niños acogidos adelante dándoles cariño,educación y un hogar.Esta es la Familia Extensa y este el recuerdo de una tarde inovidable…

img-20161208-wa0037